¿Cómo funciona la limpieza por ultrasonidos?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

La limpieza por ultrasonidos es uno de los fenómenos que está arrasando actualmente en el mercado. Las empresas empiezan a instalar este tipo de maquinaria con el objetivo de ver incrementados sus ganancias y ofrecer la máxima calidad posible al cliente.

Es posible que nos pueden llegar a sonar de haberlas escuchado alguna vez pero, si nos preguntan sobre su funcionamiento, es posible que no lleguemos a explicar con claridad en que se basa.

Por esa razón hemos decidido crear este pequeño manual que te ayudará a resolver todas tus dudas sobre estas máquinas tan especiales.

Limpieza por ultrasonido paso a paso

– Selección de la cubeta adecuada

Las máquinas de “limpieza por ultrasonido” están disponible en una gran cantidad de modelos. Entre algunas de sus diferencias nos encontramos el tamaño de su cubeta.

Es muy importante que elijamos una cuya cubeta se pueda llegar a adaptar a la perfección al elemento que queremos limpiar.

Por ejemplo: si es demasiado grande, conseguiremos que el elemento tenga el suficiente espacio para flotar… sin embargo, necesitaremos más líquido para limpiarlo por lo que el consumo se disparará.

En el caso contrario, si la cubeta es demasiado pequeña el elemento, este podría llegar a chocar repetidamente contra su estructura… lo que provocaría que se pudiera acabar rompiendo. Es muy importante utilizar el tamaño justo y necesario.

– Líquido recubridor

Hemos estado hablando mucho de este líquido en el mundo de la limpieza por ultrasonidos pero no hemos especificado exactamente lo que es. Para lavar determinados materiales se puede utilizar agua normal (aunque no es lo frecuente).

Cuando tenemos que lavar, por ejemplo, grasas o cualquier otro elemento que sea difícil de eliminar, no podemos utilizar agua porque no servirá de nada.
Lo idea es utilizar una sustancia que sea capaz de disolver hasta la grasa más incrustada: suele ser algún tipo de detergente que ha sido disuelto con agua. Es importante elegir uno que sea lo menos contaminante posible.

– Frecuencia de ultrasonido

La “limpieza por ultrasonidos” se basa en hacer vibrar la cubeta a una frecuencia determinada para conseguir que esta se pueda llegar a disolver. En el caso de que descubramos que la pieza, al terminar el proceso, sigue sucia, será necesario volver a introducir en ella y variar la frecuencia para conseguir eliminarla completamente.

Limpieza por ultrasonidos Green Techno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *