Lavado de motores

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Un taller conoce la importancia de poder utilizar soluciones de limpieza que realmente aseguren la calidad que el cliente necesita. Por ejemplo, imagina que un determinado cliente se ha dado cuenta de que hay algo que no funciona bien en su vehículo. Lo lleva al taller y allí le dicen que el problema está en una pieza que no funciona de la forma correcta.

Entonces los profesionales del taller se lanzan a la búsqueda de la pieza, pero, lamentablemente, no existe o, por lo menos, ya no se fabrica. Si se pudiera comprar a la marca, no habría que complicarse demasiado: nos llegaría en el mejor estado posible y solo habría que colocarla.

Entonces lo que habrá que hacer seguramente será buscarla en algún desguace. ¿El problema? Que va a venir muy sucia, con mucha grasa y que, lógicamente, antes de colocarla tendrá que ser lavada.

Sin embargo, el lavado de motores es algo muy complicado porque las piezas tienen diseños complicados; a veces tienen tantos recovecos que la grasa se impregna en ellos y esto hace que sea muy difícil de eliminar; tanto que no es raro que los técnicos del taller se cojan un cepillo y que poco a poco la vayan retirando.

No obstante, estos profesionales se las saben todas y ahora utilizan lo que se conoce como una máquina de ultrasonidos.

El poder de las máquinas de ultrasonidos

El lavado de motores por ultrasonidos tiene la gran ventaja de conseguir un resultado perfecto, por muy densa o muy incrustada que pueda llegar a estar la grasa, sabremos que va a eliminarse.

Son máquinas que están conectadas a cubetas donde se añade un líquido especial. Debe de contener algún detergente con el objetivo de disolver la grasa y así, de esta manera, evitar que siga impregnada en la propia pieza.

Uno de los puntos fuertes de estas máquinas es que tienen el mínimo consumo asociado y si, además, utilizando productos que sean respetuosos con el medio ambiente para disolver la grasa, tenemos ante nosotros el que seguramente es el método más seguro y puro conocido hasta la fecha.

Aunque es necesario conocer un poco sus indicaciones para no meter la pata en ningún punto, también debes de saber que aprender a utilizarlo es bastante simple y que tan solo tendremos que seguir unas sencillas instrucciones para poder dominarlo por completo.

Limpieza por ultrasonidos Green Techno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *