Máquina de limpieza industrial: ¿En qué casos se deben de utilizar?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Si tenemos que limpiar cualquier elemento en nuestra casa, probablemente nos decantaremos por las opciones habituales como puede ser la lavadora, o el fregadero o la bañera. Sin embargo, si tenemos una empresa, tanto como si nos dedicamos a la limpieza, cómo bien si tenemos que limpiar algunos objetos cómo pueden ser piezas llenas de grasa, material de laboratorio, joyas… de manera habitual, entonces nos hará falta una máquina de limpieza industrial de calidad.

¿No sabes que máquina es la que mejor se adapta a tu negocio? Vamos a hacer un pequeño repaso para ver las opciones que se te presentan:

Hidrolimpiadoras: Son máquinas de limpieza que son capaces de arrojar agua a presión. Podemos encontrar desde aquellas domésticas, hasta algunas profesionales que tienen mucha más potencia. Son capaces de darte un servicio de limpieza profundo y de una manera específica. Si analizamos sus usos, nos daremos cuenta de que existen hidrolimpiadoras que trabajan con agua caliente, con agua fría, o con las dos; además, también nos encontramos aquellas que tienen motores de explosión, monofásicas o trifásicas.

Barredoras y fregadoras: Estas máquinas comerciales han sido pensadas para poder ayudarnos a ahorrar tiempo y dinero en grandes espacios; por ejemplo, en un hotel, en un centro comercial, en un supermercado, grandes superficies en general. Es capaz de cubrir una gran extensión de terreno en muy poco tiempo, una gran ventaja para que no lo tenga que hacer una persona.

Abrillantadoras y aspiradoras: Aquí podemos encontrar máquinas profesionales ideales para los negocios, hasta algunos modelos más light pensados para el hogar. También hay máquinas que trabajan en seco, otras que lo hacen en seco y húmedo, y otras que tienen más potencia para conseguir un rendimiento más selecto.

Máquinas de ultrasonidos: Y terminamos con una máquina de limpieza industrial de ultrasonidos. Estas máquinas han sido diseñadas para poder limpiar algunas piezas más específicas y que no tengan unas dimensione demasiado elevadas. Lo único que hay que hacer es introducir la pieza en la cubeta que incorporan, rellenar toda la misma de un líquido limpiador y elegir la potencia de los ultrasonidos que vamos a utilizar; si elegimos la potencia adecuadamente, la suciedad se irá sin afectar a la estructura del objeto. Si no es suficiente, nos tocará volver a lavarla.

Y prácticamente estas son las máquinas de limpieza por ultrasonidos más habituales.

Limpieza por ultrasonidos Green Techno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *