¿Quieres una limpieza realmente efectiva? Prueba con las máquinas de limpieza por ultrasonidos

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

En algunas ocasiones tenemos objetos con suciedad impregnada que no es fácil de eliminar. Podemos probar con los métodos tradicionales y, aunque tendremos relativo éxito, lo cierto es que no se nos va aquedar como esperamos, exactamente como si fueran como nuevas. Esto puede ocurrirnos con piezas engrasadas… esta suciedad ha estado presente durante mucho tiempo y no es sencillo deshacernos de ella.

Por fortuna, la tecnología ha avanzado mucho en el ámbito de la limpieza y ahora tenemos máquinas muy preparadas para ayudarnos con este problema.
Las máquinas de limpieza por ultrasonidos nos van a ayudar a vencer este problema que parece no tener ningún tipo de solución.

¿Cómo funcionan las máquinas de limpieza por ultrasonidos?

Para poder entender su funcionamiento es importante que conozcamos cuál es su composición. Estas máquinas tienen una cubeta cuya capacidad dependerá del modelo que vayamos a elegir. En esta cubeta introducimos el objeto que queremos limpiar.

Existen máquinas de ultrasonidos que están diseñadas para las distintas necesidades que podamos tener: por ejemplo, existen para limpiar material de laboratorio, de odontología, quirúrgico, para pieza de coche, decapado…

El mejor consejo es que utilices una máquina que realmente esté diseñada para el objeto que vas a lavar… de esta forma no se producirá ningún tipo de problema por un mal uso.

En el momento en el que la hayamos comprado podemos empezar a utilizarla. También necesitaremos utilizar un líquido limpiador que realmente sea capaz de disolver esa grasa.

En algunas máquinas es posible utilizar agua solamente como líquido limpiador. Sin embargo, en el caso de la grasa, tendremos que probar con algo más fuerte. Se suele utilizar un detergente con una solución acuosa para conseguir quitar la grasa más arraigada.

Si tienes alguna duda puedes consultar con la empresa donde la has comprado para consultar que producto te puede ir mejor para la pieza en cuestión.

Cuando ya lo hayas conseguido llena la cubeta con él y después introduce el objeto. Es importante que te asegures de que flota perfectamente. En el caso de que se produzca cualquier tipo de contacto con la pared la pieza se podría llegar a deteriorar, por lo que tenemos que tener claro que hemos llenado la cubeta con la cantidad de líquido necesaria.

Una vez que termine el proceso de los ultrasonidos, la pieza estará lista.

Limpieza por ultrasonidos Green Techno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *