Ultrasonido industrial para la limpieza de latas de conserva

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

En el mercado es bastante común con las empresas reutilicen una y otra vez los envases que usan para servir todos sus productos. Esto ocurre por ejemplo, a la hora de utilizar envases de conservas.

Las empresas los pueden utilizar para, o bien introducir alimentos aptos para el consumo humano o animal, o bien para otro tipo de producto que no sea comestible.

En cualquier caso, es muy importante que estas latas presenten el mejor resultado posible. Imagina que un alimento pudiera tener contacto con una sustancia tóxica: los efectos que podrían provocar en el cliente serían catastróficos.

Es por ello por lo que sale al mercado una nueva tendencia que nos va a ayudar a dejarlas como nueva: la limpieza por ultrasonido industrial.

Un método revolucionario para limpiar un envase de conserva

En realidad las empresas están acostumbradas a utilizar otro tipo de método para conseguir esta limpieza. Aunque las clásicas siguen funcionando a la perfección, lo cierto es que estas ofrecen una gran velocidad estando siempre de la mano de la máxima calidad… por lo que no encontrará ningún rival.

El primer paso que tenemos que seguir es rellenar la cubeta de la máquina de ultrasonidos con una solución de limpieza. Tenemos que estar seguros de llenarlo hasta superar el valor mínimo pero nunca sobrepasarnos del máximo (de lo contrario, al cerrar la máquina, este líquido podría llegar a derramarse).

Una vez que hayamos acabado procederemos a seleccionar la frecuencia a la que necesitamos que vibre, dependiendo esto de la suciedad que pueda tener impregnada. A más suciedad, más frecuencia de ultrasonidos nos hará falta.

Ahora bien, este líquido limpiador es parte del proceso que nos va a ayudar a conseguir el mejor resultado.

Según el tipo de artículo que queremos lavar, puede ser agua u otra solución. El agua se suele descartar porque no tiene el nivel de limpieza necesaria por si sola como para conseguir un buen resultado.

Normalmente se utiliza algún tipo de detergente con una solución acuosa.
Para conseguir un efecto óptimo necesitamos que la temperatura de este líquido se encuentre entre los valores 50-65º grados; de esta forma conseguiremos que la grasa pueda saltar de una forma mucho más simple.

Esta es la mecánica que siguen las empresas para dejar los envases como nuevos con una máquina de ultrasonidos tradicional.

Limpieza por ultrasonidos Green Techno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *